¿Por qué cámaras limpias ISO clase 100?

Los discos duros tradicionales que están en el interior de la mayoría de estaciones de trabajo y ordenadores, portátiles o de sobremesa, son mucho más frágiles de lo que habitualmente creemeos. En el interior de cada disco duro está lo que conocemos como los platos magnéticos; es decir, los discos propiamente dichos. Algunos discos duros contienen solamente un plato, con una o las dos superficies que tiene usables. Sin embargo la mayoría de discos duros contienen dos o más platos magnéticos, cada uno con dos superficies usables.

Interior de un disco duro

Cada superficie de lectura es accedida por un único cabezal de lectura y escritura, que flotan sobre ella a distancias de micrómetros, mientras los platos giran a entre 5400 y 7200 revoluciones por minuto.

Una partícula de polvo puede tener tamaños de entre una micra y medio milímetro. Si las cabezas de lectura se encuentran durante su funcionamiento con una partícula de semejante tamaño en el camino, sería equiparable a que un camión circulando a 100 km/h se encontrase en la autopista con un obstáculo del tamaño de entre un ladrillo en el mejor de los casos, y un muro de hormigón en el peor. Las cámaras limpias ISO clase 100 impiden que entre cualquier partícula de polvo en el interior del disco mientras los técnicos hacen exámenes o reparaciones al mismo.

×
Hard2bit Services

Recuperación de datos

"Un excelente servicio, gran calidad y profesionalidad. En nuestro caso, salvaron lo insalvable: un conjunto RAID 1 desincronizado y no se perdió un solo bit. Bueno, lo que no nos dio tiempo a sincronizar antes del fallo, pero nos salvaron el día."

Victoriano Giralt, Administrador de sistemas de la Universidad de Málaga (Málaga)

Líderes en Recuperación de datos

Dotados de la tecnología más avanzada a nivel mundial, el laboratorio de recuperación de datos de Hard2bit es capaz de recuperar información de los discos duros y otros sistemas de almacenamiento (NAS, RAID) que llegan con peor pronóstico.

Recuperación de datos de RAID
RAID disaster recovery

RAID 0, 1, 5, 6... proporcionan mejoras de rendimiento o protección frente a fallos, pero un error humano o un problema en la configuración de la controladora pueden echarlo todo a perder.

Borrados, virus y formateos

Las políticas empresariales de almacenamiento de datos y copias de seguridad han probado no ser siempre suficientes, y las pérdidas de datos por borrados, virus y formateos se dan con frecuencia.

Placas electrónicas PCB averiadas y fallos de firmware
PCB y firmware dañados

La placa electrónica del disco y el programa que lleva embebido no están libres de fallos. Son habituales los dispositivos que no muestran signos de vida o que ya no son reconocidos por el sistema.

Fallos físicos y mecánicos
Averías de tipo mecánico

Golpes, caídas, sonidos repetitivos (claqueteos, zumbidos, rascados...), son los casos más conocidos de discos duros dañados, y los más graves. Es importante no seguir conectando el disco duro.



Laboratorios propios
La mejor tecnología
Cámaras limpias ISO C. 100

A diferencia de la mayoría de servicios de recuperación de datos, nuestros laboratorios especializados están ubicados en España al completo, que en conjunto con la tecnología más avanzada del mercado, acelera enormemente los procesos de recuperación. Todos nuestros trabajos son tratados como urgentes.

Ya haya sido por causas evidentes como la conexión de un disco duro externo a una fuente de alimentación inapropiada, haber golpeado el portátil o el disco contra el suelo, o causas desconocidas, nuestros técnicos recuperan datos con éxito en más de un 96% de casos.

Saber más
Toda clase de discos duros

¿Cómo funciona nuestra recuperación de datos?

Breve resumen visual del procedimiento a seguir para recuperar los datos de su sistema de almacenamiento con Hard2bit Data Forensics.
1. Solicite la recogida y el diagnóstico gratuitos de su disco duro.
Empezar de nuevo

Fallos más comunes de los sistemas de almacenamiento

Borrados y formateos accidentales

Averías en sistemas RAID

La información de mayor valor se suele depositar, junto con una enorme cantidad de confianza, en diversos tipos de sistemas RAID: Cajas NAS, cabinas de discos o SAN, JBOD y otras configuraciones de almacenamiento distribuido. Estos sitemas de almacenamiento ofrecen diversas ventajas: unos ofrecen incrementos de rendimiento, como la configuración en RAID 0; otros redundancia y protección frente a fallos individuales, como la configuración RAID 1, y otros ambas cosas, como RAID 5 o RAID 6, cada uno con sus particularidades. Las cajas de almacenamiento en red conocidas como cajas NAS, o las cabinas de discos o SAN, contienen discos duros configurados en alguno de los niveles de RAID conocidos. En ocasiones se desconfiguran, denegando el acceso a los datos, y en ocasiones fallan más discos de los que puede tolerar, provocando una pérdida de datos. Es importante apagar las máquinas y no efectuar ninguna acción dudosa (como inicializar el RAID, o reconfigurarlo), ya que podría complicar las cosas y destruir información irreversiblemente. Expónganos su caso, y nuestros técnicos propondrán una solución personalizada.

Borrados y formateos accidentales

Fallos lógicos

Si ha perdido su información a causa de un formateo accidental, tras reinstalar el sistema operativo (Windows, Mac OS, Linux y otros), debido a un borrado (incluso de la papelera de reciclaje), por un virus, o simplemente han desaparecido carpetas o ficheros, probablemente estemos hablando de un fallo de tipo lógico. Un disco duro es como un libro: tiene por un lado un índice que indica dónde está cada capítulo, y por otro los capítulos propiamente dichos, que serían los ficheros con sus contenidos. Las averías lógicas suelen trastocar este índice, de modo que el sistema operativo no sabe dónde están los ficheros y las carpetas —bien porque el índice se ha borrado completa o parcialmente, o se ha corrompido por otras causas—. En la mayoría de los casos los ficheros (los capítulos) siguen en donde estaban, y solo es cuestión de buscarlos mediante técnicas de recuperación de datos.

Errores de firmware

Fallos de firmware

El firmware es el programa que hace funcionar al disco duro. Al ser una máquina, necesita un programa que lo haga funcionar y comunicarse con el ordenador. Aunque este programa o firmware esté diseñado con sumo cuidado, como todo programa complejo, no está libre de fallos que pueden salir a relucir pasado un tiempo. Este tipo de fallos suelen bloquear el acceso al disco duro, sin que exista daño en sus componentes físicos. Los síntomas que suele presentar un disco con averías de firmware consisten en que parece que el disco funciona correctamente (cuando se conecta gira, no hace ruidos diferentes de los habituales, y continúa girando indefinidamente), pero el ordenador no parece inmutarse tras la conexión, y el disco no aparece en el administrador de discos —o, si lo hace, no muestra su tamaño correcto—. Los datos son recuperables en la gran mayoría de casos.

Laboratorios propios
Placas electrónicas PCB averiadas

Fallos electrónicos

La mayor parte de la electrónica de un disco duro está ubicada en lo que se conoce como la PCB, que es la placa externa habitualmente de color verde, y que contiene la mayor parte de los componentes electrónicos de un disco duro. Las averías electrónicas se pueden dar por varias causas: Las más habituales son, en caso de los discos duros externos, la conexión a una fuente de alimentación inapropiada (por ejemplo, la del ordenador portátil), con un voltaje diferente que funde parte de la electrónica del disco. Otras causas comunes son malas conexiones, desconexiones repentinas, y subidas y caídas de tensión. Los síntomas suelen ser cortocircuitos (suele saltar el interruptor magnetotérmico del cuadro eléctrico del domicilio), olor a quemado, comportamiento errático del disco sin seguir ningún patrón, o ningún signo de vida —simplemente, no hace nada cuando se conecta—. Es recomendable no conectarlo de nuevo una vez identificado el problema, para evitar daños mayores tanto al disco duro como al resto de dispositivos electrónicos.

Fallos físicos y mecánicos

Fallos mecánicos

Los discos duros son mucho más sensibles y frágiles de lo que muchas veces nos hacen creer. Una simple vibración mientras el disco duro está en funcionamiento (por ejemplo, dejar caer varios libros sobre la misma mesa en que está apoyado el disco), junto con un importante factor de mala suerte, pueden hacer que los cabezales de lectura impacten contra la superfice de los platos magnéticos, causando daños irreparables en el interior del disco. Si los daños solo han afectado a los cabezales, habitualmente se pueden sustituir por otros compatibles en cámaras limpias —esto requiere habitualmente la reprogramación del disco duro en el laboratorio, ya que cada cabezal es único y el ajuste y calibrado está especialmente preparado para cada unidad individual de disco duro—; Sin embargo, en ocasiones los daños afectan a los platos magnéticos, destruyendo información. Conectar repetidamente discos con síntomas como claqueteos, ruidos rítmicos o zumbidos es muy peligroso y puede suponer la pérdida definitiva de los datos.

Contacto

La información de una empresa es uno de sus mayores activos. Si tiene datos de valor en su sistema de almacenamiento y el mismo está dañado, inaccesible o responde a alguno de los síntomas descritos (no es reconocido por el ordenador, hace ruidos, huele a quemado, deja de girar, la luz queda fija, etc.), es mejor dejarlo en manos de expertos que le puedan ayudar a recuperar su información de la forma más fiable y rápida posible. No dude en pedir presupuesto sin compromiso; le atenderá personal especializado.


¡Todo ha ido bien! Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

¡Oops! Por favor, rellene todos los campos obligatorios.