Borrar tu historial de navegación podría ser un delito grave

Khairullozhon Matanov, un amigo de los sospechosos de realizar los atentados en el maratón de Boston, Dzhokhar Tsarnaev y su hermano, se declaró culpable por mentir al FBI en unas declaraciones que hizo anteriormente.

Con esta confesión, Matanov fue declarado culpable y se le imputaron varios delitos. Entre ellos, se le acusa de mentir y ocultar información relevante al borrar el historial de búsqueda de su ordenador, eliminando dispositivos móviles y dando datos erróneos a las autoridades sobre la naturaleza de su relación con los hermanos, de acuerdo a un diario en Boston.

Delete browser history

Matanov era amigo íntimo de Tamerlan Tsarnaev y conocido de su hermano. Los fiscales afirman que Matanov engañó a las autoridades sobre su relación con Tamerlan después de los estallidos de las bombas en abril de 2013. Él había afirmado que no conocía la conexión de los hermanos con dicho atentado en Boston.

Si Matanov hubiera ido a juicio, podría haber enfrentado 20 años en prisión. Bajo este acuerdo dado tras su confesión, recibiría solo 30 meses, aunque el tiempo real se sabrá tras la sentencia.

Los fiscales federales acusaron a Matanov por destruir registros bajo la Ley Sarbanes – Oxley , una ley promulgada por el Congreso a raíz del escándalo de Enron.

 La Ley Sarbanes Oxley fue aprobada por el Congreso en 2002, en un esfuerzo para prevenir y castigar la corrupción corporativa y para reparar la confianza del inversor. La ley impone a todas las organizaciones empresariales que cotizan en bolsa mediante la exigencia de supervisión contable obligatoria, requisitos detallados de divulgación y la responsabilidad penal por el incumplimiento o violaciones de la ley.

La ley prohíbe específicamente la certificación de documentos falsos a sabiendas, la participación en el fraude de valores, la alteración de documentos corporativos y represalias contra los denunciantes. La amenaza de costosas multas e incluso encarcelamiento y tiene la intención de disuadir a las empresas objeto de la investigación de la participación en la destrucción de documentos y de la obstrucción de la justicia.

Además, especifica una pena de prisión de hasta 20 años para los empleados  o usuarios que intencionalmente procedan a destruir ocultar o alterar documentos durante una investigación del gobierno de una empresa. Las sanciones se dirigen a los mismos funcionarios de la empresa.

La ley fue redactada con la intención de prohibir que las corporaciones bajo investigación federal, procedieran a la destrucción de documentos incriminatorios . Pero como la ley Sarbanes – Oxley fue aprobada en 2002 los fiscales federales han aplicado la ley a una gama más amplia de actividades.

Matanov será sentenciado el 18 de junio y todo estará supeditado a la aceptación del juez de su confesión.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *