Hackers en la guerra fría: Rusia espiaba a EE.UU. implantando “keyloggers” en máquinas de escribir

Hoy en día la tecnología ha hecho posible grandes avances en todo tipo de ámbitos, pero esos avances también tienen efectos colaterales. La existencia de vulnerabilidades de todo tipo hace que cualquier dispositivo pueda convertirse en espía de todo lo que hacemos sin saberlo.

Lo sorprendente es descubrir que los mismos principios que se aplican ahora en ataques como los realizados por los keyloggers (que registran todo lo que escribimos sin que nos enteremos) se aplicaban hace años entre Rusia y Estados Unidos, cuando el espionaje tecnológico, a pesar de estar mucho más limitado, era igualmente efectivo.

Atentos a lo que les hacían los rusos a las máquinas de escribir.

Read more

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Tipos de backup y los errores más comunes a la hora de realizarlo

El pasado Domingo, 31 de Marzo, fue el Día Mundial del Backup y quería aprovechar para recordar la importancia de este proceso tan conocido pero al que muchas personas y empresas no dan la debida importancia.

Con el creciente uso de los más diversos tipos de tecnología, términos como respaldo o backup dejaron de ser extraños para la mayor parte de los usuarios. Si aún no estás familiarizado con este término o lo conoces pero no lo consideras tan importante, vamos a explicar qué es el backup, cuáles son los principales tipos de backup que existen y cuáles son los errores más comunes a la hora de realizarlo.

El concepto de backup existe mucho antes de recibir este nombre. Siempre que algún documento o información importante era copiado y guardado en dos lugares diferentes con el fin de que esa información no se perdiera, se estaba realizando un backup de esa información. Así, en caso de que la versión original se dañase, era posible recuperar la información recurriendo a esa copia que fue dejada en un lugar diferente y seguro.

Cuando fue adoptado por personas y empresas, y se llevó al terreno de la tecnología, sus características originales no cambiaron; tan solo se añadieron nuevos recursos para hacer que las copias de seguridad fuesen más productivas.

Read more

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Cuando tener un candado con llave en el PC era lo más de lo más

A mediados de los 80 IBM consolidó una corriente curiosa: la de la inclusión de candados con llave en las carcasas de sus PC. Aquel mecanismo de seguridad contagió al resto de la industria, que empezó a integrar ese sistema o derivados de él para garantizar cierta seguridad en el PC.

Aquel candado con llave no era especialmente seguro, pero ciertamente planteaba una primera barrera para los usuarios curiosos que quisieran entrar en el ordenador de otros usuarios. En empresas tuvo cierto éxito, pero todo acabó una década después, cuando por fin pudimos meter contraseñas en la BIOS o, claro está, utilizar sistemas operativos con sesiones protegidas por el tradicional combo usuario/contraseña.

Seguridad la justa

Aquellos candados fueron coetáneos de esos botones “Turbo” que permitían hacer ese “overclocking” a ciertos procesadores Intel de forma sencilla, y aparecían habitualmente en los frontales de las cajas de aquellos viejos PCs junto a esos botones Turbo, el botón de encendido o las disqueteras de 5,25 o 3,5 pulgadas que irían integrándose en dichos equipos.

Read more

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS