Cómo proteger correctamente un disco duro conectado a la red y evitar que roben tus datos

Con el paso del tiempo acumulamos una gran cantidad de información que necesitamos almacenar en algún lugar. Por suerte contamos con múltiples opciones en este sentido. Tenemos la posibilidad clásica de guardar películas, fotos, archivos de vídeo o cualquier cosa en el disco duro de nuestro dispositivo. Sin embargo, normalmente acaba siendo insuficiente. Ahí entran en juego otras opciones como discos externos, almacenamiento en la nube o discos duros servidores (o NAS). En este artículo nos vamos a centrar en este último caso. Vamos a dar algunos consejos para mantener la seguridad en un disco duro conectado a la red.

Cómo proteger un disco duro conectado a la red

Gracias a contar con un disco duro conectado a la red podemos obtener diferentes beneficios. Por otro lado, podemos guardar todo tipo de archivos y poder liberar así espacio en el ordenador o dispositivos móviles. Pero, por otra parte, al tener un disco duro conectado a la red, también podremos acceder a esos archivos desde cualquier sitio, simplemente con tener conexión a Internet.

Cifrar el acceso al disco duro

Una medida básica es cifrar correctamente el acceso al disco duro. Normalmente un disco duro conectado por LAN y al que podemos acceder por Internet ofrece la posibilidad de instalar aplicaciones en el móvil u ordenador para entrar desde cualquier sitio. Eso hay que tenerlo presente y evitar posibles intrusos.

¿Cómo logramos que no entren intrusos? La contraseña en este sentido es vital. Es muy importante que cuente con letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres especiales. Hay que evitar las claves simples, que contengan datos personales como nuestro nombre o que ya la estemos utilizando en otro sitio.

Siempre actualizado

También es muy importante mantener el firmware actualizado. En ocasiones pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por los ciberdelincuentes para llevar a cabo ataques. Es vital que nuestro disco duro siempre cuente con la última versión del firmware instalada.

Esto es muy sencillo y todos lo permiten. Para ello hay que entrar en la configuración y buscar el apartado correspondiente al firmware y actualizarlo a la última versión disponible. Es conveniente realizar comprobaciones de manera periódica.

Crear copias de seguridad

Aunque tengamos en cuenta todo lo relacionado con la seguridad, es posible que en un momento dado haya algún problema que se escape de nuestro poder. Por ello conviene crear copias de seguridad.

Podemos almacenar estas copias en muchos lugares. Tenemos la opción de utilizar otro disco duro externo, servidor NAS, almacenamiento en la nube… Pero sea como sea, hay que tener en cuenta que es algo importante para evitar pérdida de datos.

Escanear en busca de amenazas

Siempre podremos utilizar programas y herramientas de seguridad para analizar el contenido que tenemos en un disco duro conectado por LAN. De esta forma podemos evitar que llegue a otros dispositivos que conectemos.

Es importante siempre almacenar archivos que estén limpios y sean seguros. Nuestro consejo en este caso es contar siempre con software de seguridad en nuestros equipos y analizar así todo el contenido que vayamos a guardar en un disco duro conectado a la red.

Desactiva el acceso online si no vas a usarlo

Otro punto muy importante. Tener un disco duro conectado por LAN ofrece dos posibilidades: acceder a él desde equipos de forma física y también de manera remota, a través de Internet. Esto último es lo que podría generar más problemas de seguridad si no tomamos las medidas adecuadas.

En este sentido, siempre que no vayamos a utilizarlo para conectarnos online, una opción es desactivar el acceso. La mayoría de discos duros conectados a la red tienen esta opción.

Fuente: https://www.redeszone.net

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *