Pentesting: Qué es y por qué es importante para nuestra empresa

Todas las empresas se enfrentan a riesgos, cada vez más frecuentes, que pueden afectar a su sistema. Ser conscientes de estos riesgos es fundamental, pero todas las empresas no lo son.

El hacking y el pentesting son dos conceptos que a veces se confunden, por eso, lo que vamos a ver hoy es en qué se diferencian y qué pasos debemos seguir para tomarnos la seguridad de nuestra empresa muy en serio.

Definiciones de hacking y pentesting

Podemos definir hacking como “la búsqueda y explotación de vulnerabilidades de seguridad en sistemas y redes”.

El “pentesting” o “test de penetración” consiste en atacar un sistema informático para identificar fallos, vulnerabilidades y demás errores de seguridad existentes, para así poder prevenir los ataques externos. El objetivo es encontrar vulnerabilidades de seguridad que un atacante podría explotar.

El pentesting realmente es una forma de hacking solo que esta práctica es totalmente legal, ya que cuenta con el consentimiento de los propietarios de los equipos que se van a testear.

Diferencias entre hacking y pentesting

Las principales diferencias que podemos encontrar entre estos dos conceptos son:

  • El pentesting siempre es ético. Es el equivalente al hacking ético, pero con matices.
  • No existe el pentesting malicioso, ya que es algo que se realiza a una empresa o compañía determinada, mediante un procedimiento definido, con el objetivo de encontrar vulnerabilidad para poder subsanarlos.
  • El hacking ético también trata de emular el comportamiento que podría tener un hacker de sombrero negro o malicioso.
  • El pentesting es un subconjunto del hacking ético. Aparte de todo lo que hace el pentesting, podría hacer cosas de ingeniería social, enviar correos, intentar hacer phishing, comprobar si en la papelera de reciclaje hay información sensible… todo lo que esté en su mano para tratar de buscar puntos débiles y vulnerabilidades de seguridad.

Por qué debemos tomarnos en serio la seguridad de la empresa

Vamos a ver las diferentes razones por las que tenemos que tomarnos el tema de la seguridad muy en serio:

  • Perspectiva e Inversión: Las pruebas de pentesting nos darán una nueva perspectiva de qué tipo de seguridad hemos implementado, y si necesitamos mejorar algún aspecto o hemos restringido en demasía las conexiones. Atacándonos a nosotros mismos podemos comprobar qué tipo de inversión necesitamos realizar o si podemos estar tranquilos durante unos meses. Es conveniente realizar estas pruebas o ataques sin que la plantilla de trabajo sea consciente de que se van a realizar, para que la simulación sea lo más verídica posible.
  • Orientación: Podremos ver si tenemos nuestra política de seguridad bien orientada, ya que si en la mayoría de los casos nos centramos en prevenir y detener un ataque, pocas son las empresas que establecen reglas para que quien haya entrado de forma poco habitual sea expulsado de nuestros sistemas.
  • Depuración: Un informe bien realizado nos mostrará las rutas que mejor se pueden explotar para entrar a nuestro sistema, las más complejas, las más usuales, simples… Con estos informes, si por ejemplo, tenemos una aplicación y un servicio de desarrollo de la misma, podríamos pasar a nuestros programadores los resultados, para que consideren de qué forma podrían solventarse dichas vulnerabilidades o fallos, para hacer la aplicación más segura y fiable de cara a ganar en este campo frente a la competencia.

Existen varios tipos de pentesting que se diferencian entre sí por la cantidad de información y acceso que se le concede al auditor:

  • White Box Pentesting o Pentesting de Caja Blanca: es el más “sencillo” de llevar a cabo y a la vez el más completo, ya que en este tipo de test sabemos todo a cerca del sistema, la aplicación o la arquitectura. Se le da toda la información posible al auditor (cantidad de equipos conectados, tipos de sistemas, estructura de la red, servidores, contraseñas, y cualquier otro dato relevante) acerca de nuestra red o sistema. Generalmente este tipo de Pentest es realizado por miembros del propio equipo de TI de la empresa. Lo malo de esta metodología es que securizamos internamente toda nuestra infraestructura frente a un ataque desde dentro.
  • Black Box Pentesting o Pentesting de Caja Negra:en este caso no disponemos de ningún tipo de información sobre el objetivo. Es casi como una prueba a ciegas en la que en el informe final que recibiremos podremos comprobar cómo de fácil es acceder a nuestros sistemas o equipos. Su actuación es la más similar a la de los cibercriminales. Es conveniente advertir a las menos personas posible de nuestro equipo para que la veracidad de los ataques demuestre todas las vulnerabilidades que se puedan dar en un día cualquiera.
  • Grey Box Pentesting o Pentesting de Caja Gris: Es una combinación de los dos anteriores, es decir, se posee ya cierta información, pero no la suficiente, por lo que se invertirá tiempo y recursos para identificar las vulnerabilidades y amenazas en base a la cantidad de información que se tenga. Es el pentest más recomendado.

Si necesitas una atención personalizada, no dudes en contactar con Hard2bit. Nuestro equipo de profesionales en Ciberseguridad le proporcionará tranquilidad y calidad a su negocio.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *